Reportaje de boda en Los Pedroches

El parque de San Martín
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches
Reportaje de boda en Los Pedroches

Reportaje de boda en Los Pedroches

Es siempre un placer para mí volver a mi tierra, no sólo para ver a la familia, sino también para trabajar. Me sirve para no perder de vista a gente a la que aprecio, para reencontrarme con antiguos compañeros de colegio, o instituto, y es que los pueblos son muy pequeños, y en todas las bodas te encuentras con invitados a los que conoces pero que llevas años sin ver, y con los que te puedes poner al día en una breve charla una vez terminada la ceremonia. Pero volvamos a la boda, que es para lo que escribo en la página!

El Parque San Martín

A medio camino entre Pozoblanco y Alcaracejos se sitúa el Parque San Martín, un complejo turístico rural que reúne descanso y naturaleza en un ambiente familiar. Si bien el verano no es la mejor época para visitarlo, preparar una boda allí con todos los detalles y colorido que conlleva es una gran idea: los pastos secos y dorados forman un fondo perfecto en el que destacará de manera brillante la simple presencia de decenas de invitados vestidos con sus trajes. Esto unido a la decoración floral y al altar de la boda, forman un marco ideal que vestirán con elegancia la ceremonia y, por consiguiente, el reportaje de boda.

Un poco de meteorología aplicada a la fotografía

El tiempo respetó la ceremonia en todo momento, pese a que el sol no hizo aparición en todo el día. Al contrario de lo que se pueda pensar, los días nublados son excelentes para hacer reportajes de boda, sobre todo en verano. Cuando el sol azota desde muy alto, y de manera tan perpendicular como en verano, las luces se vuelven muy duras y agresivas, creando sombras en los ojos, en la nariz, bajo la barbilla. Este efecto desaparece con las nubes, que actúan como un difusor gigante que suaviza luces y sombras. Al mismo tiempo,  los pastos secos, de tonos claros pastel, reflejan la luz del suelo hacia arriba, haciendo las veces de reflector fotográfico.

Logotipo

 

Anterior

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR