La Alhambra de Granada

Los Jardines del Generalife y el Albaycín
Fotografo de boda en Granada
Fotografo de boda en Granada
Fotografo de boda en Granada
Fotografo de boda en Granada
Fotografo de boda en Granada
Fotografo de boda en Granada
Fotografo de boda en Granada
Fotografo de boda en Granada
Entre columnas
Fotografo de boda en Granada
Fotografo de boda en Granada
Fotografo de boda en Granada
Fotografo de boda en Granada
Fotografo de boda en Granada
Fotografo de boda en Granada
Reportaje Postboda en Granada

Hay ocasiones en las que los novios deciden señalar en el calendario el día de su boda en un mes frío. Para esta pareja la nochevieja suponía una fecha importante en sus vidas pues se conocieron durante un cotillón navideño.

Cuando se elige una fecha así inmediatamente se eliminan de la lista de posibilidades las ceremonias al aire libre, los cócteles en jardines, los altares bajo un árbol… Y el motivo es claro. Las condiciones climatológicas te jugarán una mala pasada casi con total seguridad.

Esta circunstancia no tiene porque suponer un problema, porque se dejan atrás las especulaciones sobre si lloverá o no, y directamente se elige una opción que permita resguardarse del frío y de la posible lluvia. La solución de cara a las fotografías de boda pasa por contratar con el fotógrafo un reportaje posterior, con la primavera ya entrada.

En esta ocasión, organicé junto a los novios un reportaje postboda en Granada, ciudad de residencia laboral de los novios. Y pensar en Granada es pensar en La Alhambra, en los Jardines del Generalife, en el Palacio de Carlos V, en el Albaycín, en el Río Darro…

A finales del mes de Abril la primavera comienza a asomar con fuerza por Granada. Sierra Nevada derrite sus primeras nieves, alimentando al Río Darro a su paso por la ciudad, e iluminando los palacios y jardines andalusíes con tonos dorados y brillos tintineantes  por el reflejo de sus múltiples fuentes.

La Alhambra y sus jardines

Reportaje postboda en Granada

Desde primera hora de la mañana y con las entradas y permisos necesarios para acceder al conjunto arquitectónico, nos adentramos en el perfecto laberinto de jardines, patios y salas. El reflejo del mármol blanco en el Patio de los Leones hacía las veces de reflector en muchas ocasiones, iluminando desde el suelo a los novios.

Posteriormente pasamos al Palacio de Carlos V, una construcción renacentista de planta cuadrangular, con un patio circular en el centro. En la planta superior una columnata jónica sirve de balcón sobre el patio. Un fantástico punto donde disparar algunas fotografías situando a los novios en el centro del patio.

El Albaycín

Tras un descanso para comer, subí junto a los novios al famoso barrio del Albaycín, desde donde fuimos descendiendo por sus estrechas calles, pasando por el famoso Mirador de San Nicolás, hasta llegar al Río Darro. Para finalizar la jornada, los padres de los novios, que se habían desplazado hasta la ciudad para visitarles, se unieron a la pareja para realizar algunas fotografías familiares junto a sus hijos.

Anterior
Siguiente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR